1966935_292727807543837_911844744_n

Hoy recordamos la institución de la Eucaristía

La Pascua, que significa “paso” de la muerte a la vida, la celebramos en tres días, que juntos se llaman Triduo Pascual: el Viernes celebramos la Muerte de Jesús, el Sábado su permanencia en el sepulcro y el Domingo su Resurrección. La misa vespertina de hoy Jueves Santo es como una introducción a ese Triduo, y forma parte de él. Sigue leyendo

marumesa

#IdeasCatólicas: Maru Meza, la escritora de sueños para niños

Ella es Maru Meza y  es escritora oriunda orgullosamente de Chihuahua. Gran mujer y ferviente Católica con un gran corazón.  Ella, como muchos Cristianos, vive preocupada por el desarrollo integral de los pequeños y grandes en esta sociedad tan secularizada y desorientada por el ruido en el que vivimos inmersos. A raíz de esto ha decidido poner sus dones en las manos de Dios y  del mundo para crear cuentos, con los cuales busca sembrar pequeñas semillas que con el tiempo y con la fe puesta en Dios espera que germinen en el futuro. Ella nos demuestra que el arte y la fe como desde antiguo son una dupla excepcional para llevar la misión de Dios.

Sin duda una labor que merece ser aplaudida y compartida.  Aquí te dejamos un cuento: Sigue leyendo

Fog_shine_sprayed_trees

El lado sobrenatural de Jesús : P. Luján

El segundo domingo de Cuaresma nos transporta al monte con Pedro, Santiago y Juan que, siendo los íntimos de Jesús, tendrán la revelación de éste en su carne mortal. Ante ellos brillará con esplendor el misterio divino del Hijo del Hombre cuyo rostro y ropas se transformarán, se transfigurarán para que vean, a través de la naturaleza mortal de Jesús, el misterio de su origen divino, ocultado a la mayoría de los hombres y ahora revelado a ellos. Sigue leyendo

snake-on-fire-wallpaper,1366x768,65220

LOS MOTIVOS DE LA SERPIENTE: LA TENTACIÓN DE ADÁN

EXPULSIÓN DEL PARAISO SAN PETRONIOPor: Pbro. Lic. Roberto Luján Uranga.

El primer domingo de Cuaresma nos trae en el relato del Génesis la tentación de Adán el primer hombre y en el Evangelio de Mateo la tentación de Cristo. Al inicio de mundo, Adán, que significa “hecho de arcilla”, fue creado con un alma limpia, salida de las manos de Dios, pero dotado de libertad y puesto a prueba, pues Dios lo dijo que podía comer de todos los frutos del Edén menos del Árbol de la ciencia del bien y del mal. La serpiente, que simboliza al Maligno, mentiroso desde el principio, trata de desmentir a Dios, diciendo al hombre: no es cierto que morirán, sino que serán como dioses.

El Maligno sabe cuánto gana si pierde al primer hombre, si introduce el pecado en el mundo, si logra apartar a la criatura de su Creador. Quiere contaminar esa alma blanca creada por Dios y lo logra: Eva y luego Adán comen del fruto prohibido y acarrean sobre sí y sus descendientes todos los males que vienen con el pecado, principalmente la muerte. Por eso Pablo dice. Por el delito de uno, murieron todos. El maligno sabía que, perdiendo al primer hombre, dañaba a todos, por eso sedujo con sus mentiras primero a Eva y luego a Adán. Cristo nace como nuevo Adán, no por participación de hombre sino por obra del Espíritu Santo en el seno virginal de María, por eso está limpio del pecado original y de todo pecado. Comparte nuestra frágil naturaleza de “arcilla” menos en el pecado. Por eso, después de su Bautismo y de su “Cuaresma” de 40 días y noches en el desierto, la serpiente se acerca para tentarlo, como lo hizo con el primer hombre. Este nuevo Adán, Jesús, tiene un cuerpo y alma sin mancilla, sin pecado. Su cuerpo es casto, virgen, como un templo vivo del Espíritu. El alma de Cristo, como la invocamos, es un alma blanca, pura, inmaculada, como el agua transparente de un manantial incontaminado. No conoce el pecado, ni el vicio, ni la maldad. Por eso la serpiente cree que, haciendo caer a esa alma, hará fallar el plan de Dios para el hombre. Aquí, la tentación en sentido bíblico significa “poner a prueba”. Las tentaciones de Jesús vienen de sus poderes grandiosos: “Si eres Hijo de Dios, haz que estas piedras se conviertan en pan”. Le propone un mesianismo materialista y fácil, pero Jesús responde a esta y a las otras tentaciones con citas del Deuteronomio: “no solo de pan vive el hombre”.

Para la segunda tentación, la del mesianismo triunfalista, el Maligno cita la Biblia. Mucha gente cita la Biblia para justificar incluso sus perversiones o maldades. Argumentan por ejemplo que la Biblia dice: “Amaos los unos a los otros” y con eso justifican el amasiato y otras cosas. Los tenedores de esclavos citaban Lc. 12,47 “recibirá azotes” para justificar la esclavitud. Jesús responde con otra cita: “No tentarás al Señor tu Dios”. Por último, el Maligno se desenmascara y propone la tentación más atrevida a Jesús: la de adorarlo a cambio del poder sobre todos los reinos. Es la peor tentación, la del dominio y poder. Jesús, decididamente ofendido por el ultraje a su Padre, lo rechaza definitivamente: “Apártate, Satanás”, venciendo la tentación, y reparando con su obediencia la desobediencia del primer Adán. Este tiempo es para ejercitarnos en la obediencia y con Jesús, vencer las tentaciones. La Cuaresma es el camino de las tres “p”: preparación, penitencia, purificación: Nos preparamos durante 40 días por medio de la penitencia para ser purificados de nuestros pecados y poder entrar al descanso de Dios. Que así sea.