Cosas que debemos saber. Recordando a la Dulce Catalina de Siena y sus justos reclamos…

Santa Catalina de Siena (Triple corona)

De Nuestra Santa al Papa de Roma.
«Oh Babbo mío, dulce Cristo de la tierra, seguid el ejemplo de vuestro homónimo San Gregorio. Podéis hacer lo que ha hecho, pues era un hombre como Vos y Dios es siempre lo que era entonces; sólo nos falta la virtud y el celo por la salvación de las almas… Así quiero veros. Si hasta ahora no habéis obrado resueltamente, os pido con instancia que en lo sucesivo obréis como hombre valeroso y sigáis a Cristo, cuyo Vicario sois».
El verbo de Catalina se vuelve de una energía sin igual. «Valor, Padre mío –le dice al Papa–. Sed hombre. Os digo que nada tenéis que temer… No seáis un niño tímido. Sed hombre, y tomad como dulce lo que es amargo… Obrad virilmente, que Dios está de vuestra parte. Ocupaos en ello sin ningún temor; y por más que veáis fatigas y tribulaciones, no temáis, confortaos con Cristo, dulce Jesús. Que entre las espinas nace la rosa, y entre muchas persecuciones brota la reforma de la Iglesia».
El término «virilidad» reaparece a menudo en estas cartas. «Ahora necesitamos un médico sin miedo que use el hierro de la santa y recta justicia, porque se ha usado ya el ungüento tan excesivamente, que los miembros están casi todos podridos». Luego de insistir: «Os lo digo, oh dulce Cristo de la tierra: si obráis así, sin astucia y sin cólera, todos se arrepentirán de sus falacias y vendrán a apoyar la cabeza en vuestro seno…, ¡oh dulce Babbo!», concluye: «Id presto hacia vuestra Esposa que os espera toda pálida, para que le devolváis el color».

Consejería Gatoniana Cristiana…

Consejería Gatoniana Cristiana…  Que no se te olvide.  Habla a toda la congregación de los hijos de Israel, y diles: Santos seréis, porque santo soy yo el Señor Dios vuestro Dios Levíticos19:2 Por ello no hables como en mercado de legumbres y recuerda que tu deber es dar claridad, luz y testimonio con la verdad por encima de todo, pues te diriges a quienes DIOS aparto para SU propia Gloria y Majestad. Tu hermano en Cristo: Alberto. OP

Que no se te olvide. 

Habla a toda la congregación de los hijos de Israel, y diles: Santos seréis, porque santo soy yo el Señor Dios vuestro Dios

Levíticos19:2

Por ello no hables como en mercado de legumbres y recuerda que tu deber es dar claridad, luz y testimonio con la verdad por encima de todo, pues te diriges a quienes DIOS aparto para SU propia Gloria y Majestad.

Tu hermano en Cristo: Alberto. OP

Ver todo el Diario de un Dominico Seglar y la Consejería Gatoniana en: http://alberto-op.tumblr.com/