Noviazgo: una etapa para conocerse a sí mismo


novios-abrazadosHay veces que me pregunto por que Dios deja que suframos por relaciones sin sentido, o por esa persona que tanto amamos nos engaña? ¿Por qué Dios nos pone en el camino esa persona equivocada? ¿Por qué? Pero en lugar de preguntarme porque, debería de preguntarme para qué quiere Dios que conozca a esa persona equivocada?.

Algunas veces que conocemos a varias personas nos equivocamos tanto, en tiempo perdido en relaciones que no llevaron a ningún lado, en problemas por pequeños detalles, en lo personal pienso que todo eso que se vive en una relación es una consecuencia para que cuando lleguemos al matrimonio no cometamos los errores en el pasado, en ese noviazgo que no funcionó, que la peleas que se tuvieron aprender de ellas y no volver a caer con la misma piedra,

Esta bien decir: Te amo por siempre y para siempre bajo la luna, si la luna pudiera hablar cuantas falsedades no habrá escuchado, pero no seria egoísta decirlo, mas bien no seria correcto decirlo, Solo hay alguien que si no lo dice en cada instante de nuestra vida y ese alguien es Dios y se nos olvida, que antes que todo esta El. Hay veces que la gente que forma mi universo, esa gente que esta a mi alrededor sufre demasiado por ese amor que no se llevo a cabo, o por que esa persona a la que tanto aman, las dejo o lo dejaron, o porque se llega a un punto en que la relación llega a una rutina y pierde esa luz y esa alegría que suelen tener los noviazgos,Me duele ver a mis seres queridos que sufren por alguien mas, ese alguien mas que no se da cuenta de cuanto se le quiere y que no lo valora, me duele ver que esas lágrimas son por una persona que no vale la pena, y que no puedo hacer mucho, por mas palabras de consuelo que llegue a decirles, no es suficiente para aliviar mi dolor y el dolor de mis seres queridos, se que cuando se deja una relación que ya lleva mucho tiempo de 2, 4 años es difícil olvidar los momentos vividos, y te acuerdas de experiencias y mas te duele, cuando esas lágrimas dicen todo lo que su corazón no puede expresar.

Por que esos sueños, eso que querías realizar para tu futuro no se llevaron a cabo y es que muchas veces lo que queremos no es lo que Dios quiere, si yo se es muy difícil dejar atrás esa relación que la que tanto aprendiste, de la que tanto te enseño,  esa relación en la que también tanto sufriste esas peleas, esos gritos, esos sentimientos que nunca te atreviste a decir a la otra persona por miedo que te dejara o por quedarte sola, y se te cierra el mundo, por que caíste en el error de el o ella se convirtiera en tu mundo, tal vez dejaste varias amistades, tal ves peleas con tu familia por que no aceptaron esa relación, dejaste lo que mas te gustaba, solo por entregarte a la otra persona, no digo que esa persona no se convierta en tu mundo, solo que ese mundo no debe de ser tan grande, por que a mi parecer si una relación solo te deja tristezas, lágrimas, sufrimiento, y si no hay disposición de cambiar, entonces seria mejor dejarse un tiempo, darse tiempo para uno mismo, tiempo para pensar que es lo que estamos haciendo mal y así poder cambiar para no volver a caer en los mismos errores,

A veces es mejor dejar esa relación que no va a ningún lado, que no tiene futuro, veo a personas que quiero, arrepentirse por que cuando fueron jóvenes no tuvieron esa determinación de dejar lo que los hacia sufrir. Esas personas mayores como nuestros papas nos sirven de ejemplo para no cometer sus errores, aprender de ellos. Pero a todo esto que piensa Dios:

El amor es paciente, es benigno; el amor no es celoso ni envidioso; el amor no es presumido ni orgulloso; no es arrogante ni egoísta ni grosero; no trata de salirse siempre con la suya; no es irritable ni quisquilloso; no guarda rencor; no le gustan las injusticias y se regocija cuando triunfa la verdad. El que ama es fiel a ese amor cuéstele lo que le cueste; siempre confía en la persona amada, espera de ella lo mejor y la defiende con firmeza. Un día se dejará de profetizar, de hablar en lenguas, y el saber ya no será necesario. Pero siempre existirá el amor. Lo mayor de todo es el amor”(1 Corintios 13).

El pensamiento de que Dios solamente ha predestinado una pareja se encuentra en la mitología griega (pero no en la Biblia). El padre de Zeus rompe en dos un disco de alfarería y arroja cada mitad hacia otra región de la tierra. Y solamente cuando se encuentren exactamente estas dos mitades se concretaría una unión apropiada. En cambio, en la Biblia se nos muestra lo que es esencialmente “indebido” en cada uno de nosotros cuando hay motivaciones egoístas y un comportamiento egocéntrico. Una pareja “congeniará”, si por medio de un amor auténtico y sobre la base bíblica crece la armonía. Lo decisivo, pues, no es algo que “concuerda” míticamente, sino la capacidad de amar de cada uno.

Pero como podemos encontrar al amor verdadero, unos dice que la vista nace el amor, pero yo pienso que primero tenemos que conocer a Dios en forma personal, la Biblia dice que Dios es amor (1 Juan 4, 7-10). Si le abres tu vida a Cristo, se que El va a llenar tu corazón con todo el amor que tu corazón necesita, el amor verdadero que te ayudará a amar a tu novia o novio, tal vez no sea esta la que sea con la que te quedes por el resto de tu vida, sino a la que Dios te tenga preparada; y la vas a poder amar hasta la muerte, porque el amor de Dios llena el corazón, y nos da poder para amar aun a aquellos que nos odian aun que a veces no queramos.

Pídele a Cristo que venga a morar a tu corazón y conozcas el verdadero amor, para que ese amor de lo mejor de si, para que ese amor te llene de amor y de felicidad, y no de lágrimas de amargura, pídele que llene su relación de luz,de sabiduría y de entendimiento.

El arte del amor consiste en convertir los sentimientos amorosos de un encuentro de novela en el amor de la cruda realidad.

Y todo esto a que viene, bueno para que esa relación, que después de mucho tiempo invertido no se convierta en un mal matrimonio.

 

2 thoughts on “Noviazgo: una etapa para conocerse a sí mismo

  1. En esencia estoy completamente de acuerdo. Primero conoce a Dios, que es el amor, para que así puedas tu luego amar. De nada sirve estar con la persona adecuada si no la amas. Muy cierto lo de que muchas veces “lo que queremos no es lo que Dios quiere”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s