Jornada Mundial de las comunicaciones sociales


bndictoBenedicto XVI alienta a “generación digital” a anunciar a Cristo en Internet
VATICANO, 23 Ene. 09 / 07:27 am


Este mediodía –hora local– en la Sala de Prensa de la Santa Sede se ha presentado el mensaje para la 43º Jornada de las Comunicaciones Sociales, en el que el Papa Benedicto XVI recuerda que las nuevas tecnologías son “un don para la humanidad” y alienta a los jóvenes, “la generación digital”, a hacer buen uso de ella convirtiéndola también en un espacio para anunciar al Señor Jesús.

En su mensaje titulado “Nuevas tecnologías, nuevas relaciones. Promover una cultura de respeto, de diálogo y amistad”, el Papa se dirige “particularmente en quienes forman parte de la llamada generación digital” y precisa que “estas tecnologías son un verdadero don para la humanidad y por ello debemos hacer que sus ventajas se pongan al servicio de todos los seres humanos y de todas las comunidades, sobre todo de los más necesitados y vulnerables”.

Tras enumerar algunos de los beneficios de las nuevas redes sociales en Internet, el Papa resalta cómo los jóvenes han descubierto el “enorme potencial de los nuevos medios para facilitar la conexión, la comunicación y la comprensión entre las personas y las comunidades” y cómo la popularidad de su uso responde “al deseo fundamental de las personas de entrar en relación unas con otras“.

“Este anhelo de comunicación y amistad –explica el Papa– tiene su raíz en nuestra propia naturaleza humana y no puede comprenderse adecuadamente sólo como una respuesta a las innovaciones tecnológicas. A la luz del mensaje bíblico, ha de entenderse como reflejo de nuestra participación en el amor comunicativo y unificador de Dios, que quiere hacer de toda la humanidad una sola familia. Cuando sentimos la necesidad de acercarnos a otras personas, cuando deseamos conocerlas mejor y darnos a conocer, estamos respondiendo a la llamada divina, una llamada que está grabada en nuestra naturaleza de seres creados a imagen y semejanza de Dios, el Dios de la comunicación y de la comunión”.

Tras alentar a quienes trabajan en este mundo digital a “promover una cultura de respeto, diálogo y amistad”, Benedicto XVI exhorta a “quienes se ocupan del sector de la producción y difusión de contenidos de los nuevos medios” a “respetar la dignidad y el valor de la persona humana. Si las nuevas tecnologías deben servir para el bien de los individuos y de la sociedad, quienes las usan deben evitar compartir palabras e imágenes degradantes para el ser humano, y excluir por tanto lo que alimenta el odio y la intolerancia, envilece la belleza y la intimidad de la sexualidad humana, o lo que explota a los débiles e indefensos”.

Seguidamente, al hablar de la amistad, el Papa advirtió que ésta debe ser vivida primeramente en los ambientes cotidianos y evitar el riesgo de convertir en obsesivo el deseo de “conexión virtual” cuya “consecuencia es que la persona se aísla, interrumpiendo su interacción social real. Esto termina por alterar también los ritmos de reposo, de silencio y de reflexión necesarios para un sano desarrollo humano”.

“La amistad es un gran bien para las personas, pero se vaciaría de sentido si fuese considerado como un fin en sí mismo. Los amigos deben sostenerse y animarse mutuamente para desarrollar sus capacidades y talentos, y para poner éstos al servicio de la comunidad humana”, precisó.

El Papa Benedicto XVI también alentó a los jóvenes católicos “a llevar al mundo digital el testimonio de su fe. Amigos, sentíos comprometidos a sembrar en la cultura de este nuevo ambiente comunicativo e informativo los valores sobre los que se apoya vuestra vida”.

“A vosotros, jóvenes, que casi espontáneamente os sentís en sintonía con estos nuevos medios de comunicación, os corresponde de manera particular la tarea de evangelizar este continente digital‘. Haceos cargo con entusiasmo del anuncio del Evangelio a vuestros coetáneos. Vosotros conocéis sus temores y sus esperanzas, sus entusiasmos y sus desilusiones. El don más valioso que les podéis ofrecer es compartir con ellos la ‘buena noticia’ de un Dios que se hizo hombre, padeció, murió y resucitó para salvar a la humanidad”, exhortó el Papa.

Finalmente, el Santo Padre recordó que “el corazón humano anhela un mundo en el que reine el amor, donde los bienes sean compartidos, donde se edifique la unidad, donde la libertad encuentre su propio sentido en la verdad y donde la identidad de cada uno se logre en una comunión respetuosa. La fe puede dar respuesta a estas aspiraciones: ¡sed sus mensajeros! El Papa está junto a vosotros con su oración y con su bendición”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s