Purgatorio: ¿Por qué los católicos creen en su existencia?


nino-preocupado_19-101500Una doctrina de Nuestra Santa Madre Iglesia que es muy atacada por nuestros hermanos separados, y que el Padre Pedro nos aclara en su programa “Conozca Primero su Fe Católica”.

Anuncios

4 thoughts on “Purgatorio: ¿Por qué los católicos creen en su existencia?

  1. Pero no dice en la biblia que si tu le pides perdon a Dios el te perdona? eso quiere decir que si te perdona no tendrias pecados de hay para atras entonses que purgaria uno o el purgatorio es para los que munca se arrepienten y mueren en pecado? gracias.

    Me gusta

    • Lo que pasa es que todo pecado lleva consigo una pena temporal pues cuando tu pecas, no solo pecas contra ti, sino también contra tu hermano y contra Dios es por esto que Dios te perdona el pecado pero tu debes compensar los danos causados, es posible que los compenses en vida haciendo penitencia, ayuno ,oración, ayudando al prójimo y ofreciendolo a Dios en Reparación por tus pecados y los del mundo entero, pero si no trabajas en ello durante tu vida, te tocara purificarlo en el purgatorio, pues no puedes entrar al reino de Dios si no eres completamente puro, pues Dios es luz y el pecado es oscuridad, y esto se refleja en el alma. Bueno, así lo entiendo yo.

      Me gusta

      • A de mas el purgatorio esta por pura misericordia de Dios, pues el purgatorio también es la estancia para todos aquellos que incluso hasta el ultimo segundo de vida se arrepintieron pero no lograron pedir perdón por medio del sacramento de la reconciliación, Dios es tan grande y misericordioso que nos da este espacio para purificarnos y cuando lo logremos podamos reunirnos con El en el cielo.

        Me gusta

  2. Hermano Gustavo, un saludo en Cristo!

    Lo que se limpia en el purgatorio es el pecado y su consecuencia, que mancha nuestras buenas obras. Dice la Palabra de Dios en 1 Corintios 3,11-15:

    Pues nadie puede cambiar la base; ya está puesta, y es Cristo Jesús. Sobre este cimiento se puede construir con oro, plata, piedras preciosas, madera, caña o paja. Un día se verá el trabajo de cada uno. Se hará público en el día del juicio, cuando todo sea probado por el fuego. El fuego, pues, probará la obra de cada uno. Si lo que has construido resiste al fuego, serás premiado. Pero si la obra se convierte en cenizas, el obrero tendrá que pagar. Se salvará, pero no sin pasar por el fuego.

    El día del juicio habrá gente que pase la prueba, dependiendo de cómo vivió, o como dice San Pablo, dependiendo de que materiales usó para edificar su obra. Así pues, si nuestra obra no fue suficientemente resistente, tendremos que purificarla por el fuego, aunque de todas maneras nos salvaremos. Este es el purgatorio. También dice Jesús que hay pecados que se perdonan en esta vida y en la otra en Mateo 12,32:

    Y a cualquiera que dijere palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero a cualquiera que hablare contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este mundo, ni en el venidero.

    Dios y María les bendigan!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s