Redes sociales pueden ser espacios de silencio y reflexión, dice el Papa B XVI


El Papa Benedicto XVI señaló el dia 24 de enero que las redes sociales en Internet –las más populares son Twitter y Facebook– también pueden ser para las personas espacios de silencio y reflexión.

Así lo indica el Santo Padre en su mensaje para la 46º Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, dado a conocer hoy 24 de enero cuando la Iglesia celebra a San Francisco de Sales, titulado “Silencio y palabra: Camino de Evangelización”.

El Papa afirma en el mensaje que “hay que considerar con interés los diversos sitios, aplicaciones y redes sociales que pueden ayudar al hombre de hoy a vivir momentos de reflexión y de auténtica interrogación, pero también a encontrar espacios de silencio, ocasiones de oración, meditación y de compartir la Palabra de Dios”.

“En la esencialidad de breves mensajes” como Twitter que acepta un máximo de 140 caracteres (por lo general), “a menudo no más extensos que un versículo bíblico, se pueden formular pensamientos profundos, si cada uno no descuida el cultivo de su propia interioridad”, agrega el Pontífice.

En el mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales que se celebrará el próximo 20 de mayo, el Santo Padre resalta la importancia del silencio y la palabra, un aspecto que “a veces se olvida y hoy es particularmente necesario recordar”.

Estos dos momentos de la comunicación “deben equilibrarse, alternarse e integrarse para obtener un auténtico diálogo y una profunda cercanía entre las personas”.

“Cuando palabra y silencio se excluyen mutuamente, la comunicación se deteriora, ya sea porque provoca un cierto aturdimiento o porque, por el contrario, crea un clima de frialdad; sin embargo, cuando se integran recíprocamente, la comunicación adquiere valor y significado”, añade el Pontífice.

El Papa subraya también que “el silencio es parte integrante de la comunicación y sin él no existen palabras con densidad de contenido. En el silencio escuchamos y nos conocemos mejor a nosotros mismos; nace y se profundiza el pensamiento, comprendemos con mayor claridad lo que queremos decir o lo que esperamos del otro; elegimos cómo expresarnos”.

Del silencio, por tanto, “brota una comunicación más exigente todavía, que evoca la sensibilidad y la capacidad de escucha que a menudo desvela la medida y la naturaleza de las relaciones”.

El silencio también ayuda a discernir y a relaciones las situaciones que “a primera vista parecen desconectadas entre sí, a valorar y analizar los mensajes; esto hace que se puedan compartir opiniones sopesadas y pertinentes, originando un auténtico conocimiento compartido. Por esto, es necesario crear un ambiente propicio, casi una especie de ‘ecosistema’ que sepa equilibrar silencio, palabra, imágenes y sonidos”.

El Papa luego se refirió a las preguntas esenciales que se hace toda persona sobre su origen y su destino, que constituyen una invitación a la reflexión y al diálogo “y al silencio que, a veces, puede ser más elocuente que una respuesta apresurada y que permite a quien se interroga entrar en lo más recóndito de sí mismo y abrirse al camino de respuesta que Dios ha escrito en el corazón humano”.

El silencio, prosigue el Papa, es el lugar en donde habla Dios al hombre: “si Dios habla al hombre también en el silencio, el hombre igualmente descubre en el silencio la posibilidad de hablar con Dios y de Dios”.

“La contemplación silenciosa –continúa Benedicto XVI– nos sumerge en la fuente del Amor, que nos conduce hacia nuestro prójimo, para sentir su dolor y ofrecer la luz de Cristo, su Mensaje de vida, su don de amor total que salva”.

Tras recordar que a la pregunta sobre el sentido del hombre se encuentra respuesta en el misterio de Cristo, del que nace la misión de la Iglesia de evangelizar, el Papa reitera que la palabra y el silencio son la base para la evangelización.

“Aprender a comunicar quiere decir aprender a escuchar, a contemplar, además de hablar, y esto es especialmente importante para los agentes de la evangelización: silencio y palabra son elementos esenciales e integrantes de la acción comunicativa de la Iglesia, para un renovado anuncio de Cristo en el mundo contemporáneo”, concluye.

Participaron de la presentación del mensaje el Presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, Arzobispo Claudio Maria Celli; Mons. Paul Tighe, Secretario del mismo dicasterio, Mons. Giuseppe Antonio Scotti, Secretario adjunto del mismo; y el subsecretario Dr. Angelo Scelzo.

Mas informacion: http://www.ewtnnoticias.com/noticias-catolicas/noticia.php?id=24671#ixzz1kosUdcuR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s