El noviazgo a los ojos de Dios


 


beso-de-noviosCuando buscamos el comienzo de una relación de novios, con un chico o chica que nos gusta, se sienten un sinfín de sensaciones, las cuales mueven emociones que siempre tienden a pensar en esa persona anhelada, y esto nos lleva a incrementar esa aspiración de ser correspondidos por esa persona.

 

El inicio de un noviazgo, marca el conocimiento de esa persona, donde las afinidades tienden a ser similares, creando esas sensaciones anteriormente mencionadas que corresponden al famoso enamoramiento.

Es importante que como jóvenes descubramos lo importante de coincidir con una persona que identifique el amor hacía el prójimo y mucho mejor que lo vea desde un sentimiento compartido, es decir no un noviazgo sólo para satisfacer necesidades, crear status o sentir pertenencia con  alguien.

El noviazgo es una etapa enfocada al conocimiento de la otra persona, donde la convivencia contínua manifestará los anhelos y deseos de la pareja con la que se comparten diversos momentos.

Es importante identificar que el enamoramiento da la entrada a lo que la persona consolidará de acuerdo a la imagen que ha obtenido durante la convivencia, formando lo que es el amor de pareja, el cual consiste en compartir y aceptar cada aspecto y característica dentro de ese núcleo de las dos personas que forman el noviazgo.

Nunca hay que olvidar que el amor principal ante todo es el amor del ser que nos dio vida y ese es Dios, el cual nos permite también sentir amor hacia personas que conviven con nosotros.

El noviazgo también es una responsabilidad, ya que implica la aceptación de lo que uno es, y de la unificación de costumbres con la otra personita. Te permite estar renovando compromisos contigo mismo y con la pareja, para fortalecer esa relación.

De acuerdo a lo anterior podemos ver que los primeros noviazgos, o aquellos a temprana edad, pueden tender a durar poco, debido a ese proceso de reconocimiento de lo que es un noviazgo como responsabilidad.

Dios es muy claro en el mensaje que nos deja en sus enseñanzas, reflejándonos una responsabilidad ante el inicio de un noviazgo, teniendo siempre como ideal y objetivo, el cumplimiento del respeto a los procesos de preparación para afrontar las situaciones al lado de la pareja.

Dios establece la responsabilidad de los individuos frente al noviazgo, tomándolo como posibilidad de convertirse en un matrimonio solido. Es así que nos da esa responsabilidad de respetar a la otra persona en todos sus aspectos, teniendo en cuenta el crecimiento espiritual y personal de esa persona. 

Es necesario tener en cuenta que el noviazgo es una interacción con esa persona la cual, tiene gustos, deseos, anhelos que pueden ser diferentes a los de nosotros. Es muy común caer en la dependencia con el otro, lo cual nos lleva a los celos y a la posesividad, creyendo que la pertenencia de esa persona solo es del novio o la novia.

En el noviazgo se conoce un mundo nuevo, donde la interacción marca nuevos panoramas no vividos, enriqueciendo un aprendizaje personal y compartido para seguir adaptándose a los contextos de la vida.

Cuando Dios está en medio del noviazgo, la probabilidad de enriquecimiento espiritual y personal es total. Es por eso que es necesario identificar la importancia del amor de Dios en el noviazgo, como centro de todas nuestras acciones.

Si tu novio tiene poca creencia a Dios, la oración puede ayudar a mover su corazón en dirección hacia él. Solo basta que reconozcas como ya se mencionó la importancia de Dios para que el noviazgo de frutos.

 

Bendiciones!

Israel Ponce

Catoliscopio

 

 

 

 

5 thoughts on “El noviazgo a los ojos de Dios

  1. Hay un librito como de 30 paginas que escribió el P. Luigi Mariotti, Saleciano que se llama Novios en el Señor, es un buen material del cual se puede profundizar en el amor yo se los recomiendo para que también puedan vean aspectos de los cuales pueden llevar a conseguir un noviasgo y estar siempre en la luz de Dios.

    Me gusta

  2. La verdad que es muy gratificante y fortalece mucho más la relación cuando uno pone a Él como centro de la misma, a pesar de que llevamos poco tiempo con mi enamorada debo decir que dejar que Dios guie nuestra relación, nos ha dado satisfacciones increíbles y nos ha ayudado a crecer mucho desde lo espiritual ambos y a generar lazos más fuertes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s