“Se nos pide una relación más profunda con Dios”.


Año de la Fe

Desde : Con Acentohttps://i2.wp.com/www.aciprensa.com/anodelafe/logoanodelafe.jpg
La Carta Apostólica del Papa Benedicto XVI, “Porta Fidei”, es ante todo, una invitación a ponerse en camino.
Hemos tenido la suerte de participar en unas jornadas de reflexión, sacerdotes y religiosos, con Mons. Fernando Sebastián, y estas ideas desean ser un eco de tan buenos momentos.
La invitación va dirigida a los que creen, para fortalecer su fe; en otro “Con Acento” reflexionaremos sobre los que no creen, a los cuales estamos invitados a ir.
La fe, que por gracia, hemos recibido los creyentes, dice el Papa “no es un hecho privado. Es decir decidirse a estar con el Señor para vivir con Él”.
“Es un acto de libertad”. “Exige responsabilidad social. Es un acto personal y comunitario.
El Papa hace un recorrido repitiendo insistentemente cómo por la fe María acogió la Palabra; cómo por la fe, los apóstoles lo dejaron todo… Y así como en una letanía entrañable recorre la realidad de hombres y mujeres que ayer y hoy que testimonian con su vida y muerte la fe en Jesús.
Esta fe que profesamos no es una realidad separada, aparte de la cultura. Es la relación de la persona con el Absoluto. Adhesión a la Persona de Jesús. La fe y la cultura no van solas por ahí, por la vida: están en la cabecita de cada uno de nosotros.
Es la visión que tengo de mí mismo. La imagen que tengo del mundo. Patrimonio de la persona y de la humanidad.
La 1ª consecuencia es que mi vida de fe y mi vida social tienen que ser compatibles. Por eso ¡cómo nos choca: “no podéis servir a Dios y al dinero!”.
La consecuencia es clara: la incongruencia nos está apartando del agua viva. No podemos tener en la cabeza dos culturas: no puede ser la poligamia parte de mi cultura, ni el robo, ni la venganza. Es tarea lenta: “los creyentes se fortalecen creyendo”(S. Agustín). Todo ello en un momento de profundos cambios, llenos de dificultades.
Nunca ha habido tantos perseguidos por causa de la fe. El 1º de Agosto de 1996, Pierre Claverie, dominico, Obispo de Orán, fue bárbaramente asesinado. Unos momentos antes había participado en el funeral por los 7 monjes asesinados días antes. Había dicho: “El lugar de los cristianos está en las fracturas del mundo; nunca se es más auténticamente cristiano que cuando se expone la propia vida allí donde la humanidad está quebrada”.
Hoy, unos años después, Dios nos está invitando a vivir la fe con esta actitud de donación.
Fr. Guillermo Santomé O.P.                         
 
             El Con Acento es una colección de reflexiones que a modo de editorial se colocan en el el Portal del servidor dominicano en español.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s