¡Imagina que el agua no llegará a tu casa!


Agua_06

“Un mundo sin iglesia sería como una ciudad sin sistema pluvial, muy pocos tendrían el agua y la mayoría de las personas morirán de sed, al administrar los sacramentos la iglesia nos transmite la gracia de Dios que es agua para vivir.”

Imagina que no hubiera nadie que te suministre el agua directo hasta tu casa y tengas que ser tu mismo quien camine por ella o espere a que llueva para poder juntar poca y así puedas tomarla, ni hablemos de que pudieras lavar tu ropa, lavar los trastes en que comes o solo asearte, todo eso sería imposible a menos de que tuvieras como hacerte de un manantial o una presa.

Lo mismo pasaría en la iglesia, sin nadie que nos acerque a Jesús, viviríamos sedientos, pues aunque por nuestras propias fuerzas intentáramos acercarnos a él, solo nos alcanzaría para momentos fugaces que nos dejarían insatisfechos, y en muy poco tiempo volveríamos a tener sed, sin embargo los que estuvieran más cerca de Dios, tendrían la gracia de tener toda la gracia desbordándose solo para ellos y sin duda serían muy felices.

Esto, definitivamente sería muy injusto y desigual, pues muchas personas morirían de sed espiritual al no poder acceder al médico de las almas, sin embargo Jesús no quiso que las cosas fueran así y por eso instituyo la iglesia para que todo lo que él les enseño así como la gracia que les dio por medio del bautismo lo transmitieran a los demás y extendieran el evangelio por todo el mundo, otorgándole las llaves del reino a Pedro, su fiel seguidor que aunque sabía que lo traicionaría lo amaba demasiado y le otorgó la gracia necesaria para salir adelante a pesar de sus flaquezas

¨Te daré las llaves del reino de los cielos; todo lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo. ¨

Mateo 16:19

Sin embargo, claro que como con el servicio del agua, surgen ciertas quejas comunes, principalmente de los encargados de que el agua llegue hasta tu hogar, tal vez por su forma de trabajar, por que no cumplen tus necesidades o por qué no se adaptan a tus requerimientos y es ahí cuando te molestas y solo porque el que te suministra el agua falla, te quejas de toda la compañía y haces rabietas contra quien la dirige, cuando lo más fácil sería solicitar de manera amable que se resuelvan tus conflictos, directo al jefe de la compañía.

Muchas veces olvidamos que el clero; desde el papa, obispos y sacerdotes, todos ellos son tan humanos como nosotros, así como los laicos que trabajan para expandir el evangelio. Ellos, como nosotros están tentados a caer en el pecado, porque es la naturaleza humana y se logra cuando nos separamos de la gracia del señor, tendemos a caer en el error de idealizarlos o divinizarlos o incluso poner toda nuestra confianza en ellos cuando tienen solamente la responsabilidad de ser transmisores, (que no es poca cosa).

¿La empresa suministradora de agua deja de operar cuando uno de sus empleados falla o alguien pone una denuncia en contra de él? Claro que no, por el contrario trabaja más para evitar que se pierda la confianza de sus usuarios y al responsable le aplica el correctivo correspondiente, tal como la iglesia no deja de ser iglesia cuando uno de sus representantes cae y a diferencia pues del ejemplo de la empresa, esta va por el que cayó y lo auxilia, lo corrige con amor y lo levanta, después lo prepara para continuar en el trabajo de la mies.

No dejemos entonces de defender a nuestra iglesia que es la esposa y la amada de Cristo por excelencia, hay que orar por todos sus representantes para que puedan dar el testimonio que el mundo necesita para convertirse a Dios pero sobretodo hay que entender que ser parte de ella implica ganarse el repudio de muchos, las criticas, acosos y hasta insultos de muchos que buscan ver cristianos caídos, u otros más que por simple ignorancia ofenden al seguidor del buen Jesús, pero ¿Jesús prometió un camino llano para el que lo sigue? De ninguna manera, todo lo contrario, el prometió que estaría contigo y siempre lo cumple, a aquel que se decide a seguirlo lo acompaña a donde quiera que valla y por cualquier lado que atraviese.

Finalmente y para rescatar el sentido inicial, la gracia de Dios siempre se desborda a manos llenas al que lo busca de corazón, no dejes pasar la próxima oportunidad que tengas de acercarte a él, en una misa, en el confesionario, al estar en tu cuarto o hasta cuando vallas en el carro o camión, el está deseoso de saciar tu sed.

Antonio Vargas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s