No me diga Su Santidad, dígame Francisco. PAPA a su sastre


luis-abel-1Nueva prueba de los vientos de renovación que llegan al Vaticano tras el nombramiento de Franciscocomo sucesor de el Papa emérito Benedicto XVI, fue la deferencia que tuvo el nuevo pontífice para con un sastre de nacionalidad colombiana, Luis Abel Delgado, quien saltó a la fama tras ser distinguido como sastre personal del anterior obispo de Roma, quien además decidió exaltar al artesano oriundo de Nariño como su amigo personal.

Poco antes de la media noche de Roma, y sobre las 6:00 de la tarde de la ciudad de Cali, donde Luis Abel se encuentra radicado hace varios años, se comunicaron con el sastre desde el Estado Vaticano para anunciarle que el Papa quería hablar con el de manera inmediata. ¿Cuál Papa?, preguntó el incrédulo artesano ante el inesperado anuncio de que el máximo jerarca de la Iglesia Católica quisiera hablar con él, no obstante al poco tiempo transcurrido desde que se hiciera oficial el anuncio.

”¡Maestro Luisito!, ¿cómo le va?”, fueron las primeras palabras dirigidas por el otrora cardenal Bergoglio, a quien el sastre conoció durante un desayuno al que había sido invitado porBenedicto XVI años atrás, y del que participaban algunos de los máximos jerarcas de laIglesia, muchos de cuyos encuentros han sido presenciados por el habilidoso sastre como testigo de primerísimo orden.

Aunque la sorpresa fue grande, a la memoria de Luis Abel vino de nuevo esa mañana en que haciendo gala del don de gentes y simplicidad infinita que hoy lo tienen en la cúspide de su carrera, gracias a que una vez le fuera presentado el prelado argentino por parte de Benedicto XVILuis Abel no tuvo pelos en la lengua para soltarle a boca de jarro: ”Yo a usted lo veo con sotana blanca”.

Años más tarde, un agradecido cardenal Bergoglio convertido en Papa recordó la anécdota, haciendo que una de sus primeras instrucciones, y con seguridad una de las últimas llamadas realizadas a lo largo de aquella histórica jornada, tuviera como destinatario al modesto sastre colombiano, haciendo nuevo énfasis en su intención de adelantar un pontificado que fuera la viva representación de la obra adelantada por san Francisco de Asís.

”Su santidad”, respondió don Luis Abel al afectuoso saludo del Papa, quien haciendo uso del inconfundible estilo con que se hizo conocer al mundo, no bien hizo su primera aparición desde el balcón pontificio que da a la plaza de San Pedro, le respondió en forma muy escueta ”No me llames Santidad, dime Francisco”.

 

Tras hacerle unas preguntas de carácter personal, Francisco le manifestó al sastre su interés en que trabajara para él, haciéndole un primer encargo de elaborar la estola que usará a partir de este martes, y de la que Luis Abel solo se encuentra a la espera de conocer el nuevo escudo pontificio, quien ya tuvo la oportunidad de usar uno de los ornamentos realizados por el sastre para la primera alocución ante los millones de fieles que observaron la transmisión en directo.

Atareado de trabajo, y con un agradecimiento infinito hacia su nuevo cliente, pese a que Luis Abel no estuvo muy acertado en sus vaticinios respecto a la identidad del nuevo pastor de la Iglesia Católica, puede decir a su favor que gracias a un nuevo sueño con la virgen de Fátima que relató para Terra Colombia, tampoco estuvo tan alejado.

”Yo tengo esa certeza porque como católico y cristiano tengo fe de que eso va a ser así porque yo me soñé con la virgen de Fátima al igual que cuando fui a Roma por primera vez. Le voy a contar la historia:

En febrero de 2007 yo tuve un sueño con la virgen que me decía que alistara las maletas porque yo iba a ir a Roma a visitar al Papa; y alguno de mis sobrinos muy incrédulo me decía: ¿A visitar al Papa?, ¿Y como para hacerle qué o qué? Y pues entonces imagínese que llegó el encargo de los sacerdotes y al Papa le gustó tanto que ese mismo año fui a visitarlo.

Y esta semana me soñé que la virgen de Fátima volvía a visitarme para decirme que esta semana tendríamos nuevo Papa. ‘Muchas gracias por lo que has hecho Luis Abel, y alístate porque viene mucho trabajo porque eres una persona muy creyente y a la que yo acompaño”’.

El Papa Francisco resultó elegido el miércoles de esta semana que todavía no concluye y si bien no es europeo, tanto su padre ferroviario como una modesta madre ama de casa nacieron ambos en Italia. Más alto que el promedio de los purpurados, tal y como lo anticipara Luis Abelen aquella entrevista, el nuevo pontífice destaca por tener una figura que no pocos dudan en reconocer como una mescla perfecta entre Juan XXIII Pablo VI. Habemus, al fin de cuentas, Papam.

Fuenta: terra.com.co

2 thoughts on “No me diga Su Santidad, dígame Francisco. PAPA a su sastre

  1. WOW QUE PRIVILEGIADO SASTRE NO CUALQUIERA PUEDE TENER EL ORGULLO DE SER SASTRE DEL MISMISIMO PAPA QUE DIOS LO BENDIGA Y LE AYUDE A SERVIR AL PAPA EN TODO LO QUE PUEDA QUE LA VIRGEN LO SIGA ACOMPAÑANDO Y QUE A NOSOTROS NO NOS AYUDEN DIOS Y LA VIRGEN COMO A EL

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s