Reflexión sobre el final en las pascuas juveniles


foto

A pesar de las emociones que se tienen al momento de vivir una pascua juvenil, inevitablemente llega el momento en que la carrosa se convierte en calabaza de nuevo y nada vuelve a ser lo mismo,  regresamos a nuestras casas a seguir con nuestra vida sin los mismos ánimos que teníamos durante la semana santa. ¿Que es lo que los coordinadores hacen para evitar esta situación? pues el grupo juvenil es la opción en algunos casos pero en mi experiencia me he topado con parroquias que proponen mas que solo eso, como ejemplo, en la pascua juvenil de la divina providencia, muchos de los chicos que fueron a vivir la pascua, comenzaron a desarrollar un especial interés por la lengua de señas y el ministerio de sordos que es el que la parroquia acoge para que los sordos vivan la semana santa, fue un poco el foco de atención, ya que inclusive respondían a la misa con las señas como las veían. El punto es que ofrecer varias opciones de ministerios es una buena idea sobre todo cuando se cuenta con tanta variedad de ovejas con la inquietud de servir a Dios.

Por eso los invito a que no dejemos que solo sea una pascua mas que jala masas y se deshacen al terminar, ofrescamosles la oportunidad de vivir lo que nosotros hemos vivido como servidores de Dios y hagamos que cada vez sea mas grande el ejercito de servidores de Dios.

 

Saludos y Bendiciones!

Oscar.

Anuncios

One thought on “Reflexión sobre el final en las pascuas juveniles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s