¿Cómo contar hasta el infinito?


infinito DiosExtrapolando las cantidades de petróleo y de carbón, a nuestros días, nos quedarían aproximadamente unas 3 o 5 décadas de estos valiosos recursos y eso, a los extremos. El delfín baiji originario de China, se declaro “funcionalmente extinto” ya que a pesar de que había animales viviendo en libertad, no se podían reproducir, para mediados del 2006, para que meses después fuera considerado totalmente extinto. La bombilla de Edison podía funcionar 2500 horas seguidas, pero para 1924, un cartel anunciaba una “súper bombilla” que duraba apenas 1000 horas. Se estipula, inclusive, que para el 2030, se necesitarían 2 planetas para satisfacer las necesidades de la humanidad si seguimos con lo mismo.
Infinita tristeza.
Esto, mis amigos lectores de Catoliscopio es para (además de hacernos darnos cuenta del grandísimo dolor que nos estamos causando nosotros mismos) que nada es sempiterno.  Excepto Chuck Norris, ese hombre si es sempiterno… ¡es una broma, para que no se asusten! El concepto del infinito siempre ha estado desde la antigüedad dándonos vueltas en la cabeza; es decir, hasta el gran Galileo Galilei hizo una famosa paradoja sobre ello. En filosofía, el infinito ha sido clave de múltiples interpretaciones. Vamos, hasta en la física podemos encontrar el termino de “infinito” para relacionar cosas, como lo es el tiempo infinito referente a un tiempo muy grande.
Pero, ¿cómo podemos catalogar al infinito como “algo muy grande”? Eso haría denotar que ya hemos contado hasta el infinito. ¿Cómo podemos meternos en la cabeza entonces a un Dios infinito? ¿Cómo podemos comprender un amor así? ¿Un perdón así?

La respuesta es simple: El es el infinito.

Es por eso que podemos decir que el infinito es muy grande, es por eso que sabemos, porque lo conocemos y sabemos que es gigantesco, tanto, que el mismo adjetivo le queda muy, pero muy corto. Nos queremos poner un Dios en donde lo podamos meter en nuestra cabeza y no creo que podamos…es decir, tratamos de poner algo tan enorme en algo que mide aproximadamente 3 veces nuestra frente (me los imagino tratando de comprobar eso frente al espejo y su cara de sorpresa al ver que es real jajaja) y no podremos hacerlo, ya que El es infinito. Su amor traspasa cualquier tipo de barreras y su perdón es tan grande que todos podemos estar cómodamente en El, acomodados pacíficamente. La única forma de contar hasta el infinito, de ida y de vuelta, el doble, el triple, el cuádruple, exponencialmente, elevado a la millonésima potencia y muchas y tantas barbaridades que tal vez los hagan marearse, es conociéndolo a El, siendo parte de El, estando en el Infinito, no importa cuando inicio ni cuando terminara, lo único que importa es que a pesar de todo ello, es El.

“Yo soy el Alfa y la Omega -dice el Señor Dios- el que es, el que era y el que está a punto de llegar, el todopoderoso”

Ap 1, 8

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s