¿Hasta donde pueden llegar los problemas?


los-tres-chiflados2“Así, aunque llenos de problemas, no nos encontramos sin salida, tenemos preocupaciones, pero no nos desesperamos”.  2 Corintios 4,8

Siempre van a estar ahí, no quererlos tener es engañarse a sí mismo, se ven según el cliente: grandes, inevitables, pequeños, tercos; se les puede llamar a secas problemas, pero se puede pensar en situaciones a resolver con su nivel cada uno de dificultad. Dios es el primer enterado de que los tenemos, de facto uno de los pensamientos que más me ha ayudado cuando se llegan los problemas al por mayor, es atreverme a pensar: “bueno, si así los vivo con Dios…¡¿cómo sería sin él?!”.  Antes de pensar en donde está la salida, hay que tranquilizarse para saber que la hay, antes de sumar preocupaciones, toca afianzar calma y esperanzas. En este tema de los problemas Pablo es muy claro al decir que siempre tienen salida; pero con la vista nublada podría estar en nuestra nariz y por ello no verlo. Los problemas tienen el don de llegar hasta donde está nuestro centro de control y vienen con la capacidad de desmontarnos el sistema, porque ciertamente uno de los los problemas vitales que nos traen los problemas es el no poder controlarlos, se salen de nuestro control, y eso, sin agregarle más, para todos nosotros es ya un gigantesco problema de por sí. No soy de hacer mínimo lo que para otros es grande y aterrador, pero me quiero atrever a decirte que desde nuestra fe, el gran reto es saber que Jesús es nuestra salida, que nuestra salida tiene nombre y es definible. Ya tomará forma de chance, oportunidad o milagro, pero al final es Jesús el que se puede identificar como tal. Lo contrario de preocuparse es ocuparse, pero ocuparse con esperanza, no con expectativas, no exigiendo resultados, sabiendo que dejamos a Dios libre para que Él calme nuestro inquieto se y nos premie nuestra pequeña pero vital esperanza. Él sabe que somos pequeños y débiles, y nos toca desde nuestra pequeñez y fragilidad saber que hay una salida, y saber que hay esperanza, y que tienen nombre, JESÚS.

Fuente: http://tinvalro.macmate.me

Anuncios

One thought on “¿Hasta donde pueden llegar los problemas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s