De un joven seminarista a un joven laico


confession

La persona guarda en su interior el anhelo constante de “un algo que le trasciende” y desde su conciencia busca indigente los indicios que lleven a saciar tal deseo. Por ello la persona misma es capaz de cuestionarse, para ir en búsqueda de ese “algo” que falta y del cual se encuentra siempre sediento como tierra reseca agostada sin agua (Cf. Sal 42). Pero mientras las cuestiones brotan cual fuente de agua, puede que las respuestas no le sigan la misma dinámica, entonces el agua se agota y de entre los diversos matices de la cuestión la inspiración se puede extinguir, el sentido de la vida esfumarse, la sonrisa mengua su fuerza, la rutina opaca el amor, la monotonía nos despierta pero para seguir cansados, la vida pierde rumbo y todo se torna confusión dando amargo por dulce y dulce por amargo, lo malo por bueno y lo bueno por malo (Cf. Is. 5, 20). Lo hoguera de la creatividad no arde, las fuerzas se esfuman y las preguntas que pudieran conservarse se tornan más dolorosas; hostigan con incertidumbre a la búsqueda de la Verdad sobre la realidad, la vida, el mundo.

Pero hay una luz que persigue a las tinieblas de esta confusión, como el justo persigue al asesino; como si fuera a dar muerte, pero apresa para dar vida, se acerca con un tierno abrazo y limpia las nostálgicas lagrimas, fruto del triste sentimiento por la ausencia de respuestas; acorta los pasos al retorno del primer amor (Cf. Ap. 2, 4 ); la admiración recobra brillo  y todo en su sencillez vuelve a ser un milagro para los ojos que ya no eran fieles a la mirada del corazón. Las sonrisas vuelven a su residencia: el corazón. Y el arrullo del viento, la serenidad de un atardecer y todas las cosas creadas nos expresan una poesía que exponen de manera tenue y humilde el nombre de la Verdad, pues el dolor, la intranquilidad, la incertidumbre, la confusión, la rutina de la costumbre, la tristeza, el sin sentido, la falta de inspiración vienen a ser de nuevo una pregunta para la realidad, para el hombre, para Dios el gran cuestionado. Entonces el Gran Cuestionado susurra al corazón inquieto ser humano: si me buscas me tienes, pues si buscas con sincero corazón la Verdad, sin duda vienes de tras de Jesús de Nazaret (Edith Stain), ya que quien busca a Dios antes ha sido encontrado por Él, y esto solo se logra con el fuego, aquel que se intenta apagar pero no se puede, ese fuego eterno del Espíritu Santo (Cf. Jr. 20, 9 ). Solo ahí, cuando Dios se para a un paso de la nada para mostrarnos su amoroso rostro, encuentra sentido nuestra vida y todo nos lo explica su amor (Karol Wojtiya).

Es así como este espacio busca compartir respuestas a muchas de las interrogantes de personas que acercándose a buscar consejo han adentrado su corazón inquieto a una reflexión profunda y que al contemplar su problemática a la luz de la fe, siempre iluminadora, han encontrado una respuesta satisfactoria; porque si algo colma nuestro deseo es saber que nuestra razón deseosa de trascendencia pregunta, a veces gritando, a veces con el mismo silencio, pero tampoco Dios deja de responder, a veces gritando a veces en el silencio.

Te agradezco por escribirme y por enviar tus preguntas, criticas, experiencias y demás que sin duda serán fuente de inspiración como otros ya lo han sido en mis reflexiones al correo luis_mendozalop@hotmail.com

Luis Ramón Mendoza López.
Seminarista                                                                                      

“In hoc signo vinces”

Luís Ramón Mendoza López

Anuncios

2 thoughts on “De un joven seminarista a un joven laico

  1. Un mensaje que sin duda toca las fibras, y anima a los que como yo, no sabemos que hacer. Dios bendiga cada ministerio sacerdotal, Él los ha escogido y sigue llamando al corazón del hombreo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s