Entrevista del Sr. Obispo del Paso, Tx. Bishop Mark J. Seitz. “Fui un estudiante rebelde, pero Dios y la oración lo hicieron todo en mí”…


obispoyyo

Queridos Lectores:

Con motivo de la celebración del Primer Centenario de Fundación de la Diócesis del Paso, TX., Catoliscopio y Para ti Seminarista, estuvimos presentes en tal evento en el cual pudimos entrevistar a S.E.R.  BISHOP MARK J. SEITZ.,  Obispo de esta porción de la Iglesia. En tal entrevista le pedimos nos compartiera algún mensaje vocacional que deseara enviar a los seminaristas que a través de este medio lo leerán en todo el mundo y esto fue lo que en un ambiente lleno de cordialidad, fraternidad y alegría nos compartió:

obispopaso

Señor Obispo, antes que nada le agradezco la amabilidad del gesto que tiene hacia mi, de pedirme lo acompañe en el camino procesional hasta la Sacristía del Evento para esta entrevista. Muchas gracias por este gesto que en verdad no me esperaba.

No tienes nada qué agradecer, al contrario el agradecido soy yo; pues me llama la atención que siendo extranjera y a juzgar por tus vestiduras, viviendo en un carisma franciscano, te preocupes por las vocaciones de esta Diócesis. Muchas gracias a ti y que Dios bendiga y premie tu trabajo.

Señor Obispo,  ¿podría compartirnos algún factor decisivo que le haya quebrantado durante su etapa de formación y a través del cual usted se haya determinado a decirle que “si” al Señor, sin importar nada más?… No sé, algún momento de prueba, alguna situación difícil que nos quiera compartir? Esto para que los seminaristas y formandos de todo el mundo, vean su testimonio y se sientan identificados con usted no solo como sacerdote, sino como ya Pastor de la S. Iglesia Católica.

Mis tiempos más difíciles en el seminario fueron cuando en formación me doy cuenta de que no van bien mis estudios por ser, sinceramente, un seminarista un poco rebelde.  Debido a mi actitud, mis formadores me decían una y otra vez las áreas que tenía que trabajar y me decían que si no lo hacía, no llegaría nunca a ser sacerdote. Reflexionando una ocasión sobre esto, me confronté a mi mismo y me pregunté por qué me portaba así y entonces,  a pesar de que no me sentía nada feliz ni en paz, le dije al Señor: “A PESAR DE SER COMO SOY, NO QUIERO SER EN EL MUNDO NINGUNA OTRA COSA QUE NO SEA SACERDOTE;  SI TU QUIERES YO QUIERO”.

Y bueno, decidí afrontar mi decisión y empezar a comportarme a la Altura de lo que estaba diciéndole a Dios. Un poco después, como si fuera la respuesta a mis oraciones, en una Eucaristía nos tocó reflexionar ese pasaje del Evangelio donde Jesús les dice a los discípulos : “¿USTEDES TAMBIÉN QUIEREN DEJARME? Y PEDRO RESPONDIÓ, SEÑOR ¿A DONDE IREMOS? SOLO TU TIENES PALABRAS DE VIDA ETERNA”. Esa Palabra y esa reflexión llegaron a lo más intimo de mi ser y a pesar de que me costó trabajo cambiar mi actitud, lo logré y con honestidad lo confieso: Nunca me imaginé llegar a ser Sacerdote y menos Obispo. La oración … Ella fue la que marcó la diferencia en mí. Cuando mis formadores me reprendían por mis actitudes y despues de reflexionar sobre éstas, iba al Sagrario y le decía una y otra vez al Señor: “SI TU QUIERES QUE SEA SACERDOTE, AQUI ME TIENES, AYÚDAME A CAMBIAR”. Y bueno, mira aqui me tienes! El Señor no solo me quiso como sacerdote, sino que también me quiso de Obispo.

Hermoso testimonio, su reverencia. ¿Algun mensaje que quiera enviarle a los seminaristas y formandos que en este momento se encuentren en crisis, pensando en abandonar la lucha por alcanzar el Sacerdocio de Cristo al que son llamados?

Recuerden que todo lo que vale la pena en nuestra vida requiere esfuerzo, fatiga, dolor, compromiso. No le tengan miedo al compromiso. Estén seguros de que  si ustedes le dan algo generosamente al Señor de lo que tienen, Él puede hacer todo para hacerlos llegar a donde Él los quiere y para que experimenten su paz y su alegría.  Nunca tomen decisiones de esa naturaleza en tiempos de crisis. Vayan ante el Señor y con humildad reconózcanse sedientos, necesitados de su misericordia. Todo lo demás lo hace Él y yo soy testigo y testimonio de ello.

Por último, Señor Obispo, algún mensaje para todos aquellos chicos que sintiéndose llamados a la vocación extraordinaria del Sacerdocio de Cristo, no acuden a los seminarios por miedo? 

Bueno, el tiempo de decidirse entrar a un  seminario es un tiempo de discernimiento y a todos en algún momento de la vida nos ataca la duda de que esto no es para nosotros, pero lo que importa es que estén abiertos a la voluntad del Señor. Que no se cierren por miedo. ¡Que triste es saber que las vocaciones se pierdan por miedo! … ¿entonces donde queda esa fe en Dios que dicen tener?. Jóvenes, busquen la Voluntad de Dios y acéptenla!. A partir de ahi, no necesitan ninguna otra preocupación. 

Señor Obispo, le agradecemos infinitamente tanto su tiempo como su testimonio tan valioso para todos los jóvenes en formación o a punto de estar en ella.  Gracias nuevamente por su deferencia hacia mi persona y que Dios bendiga su ministerio. Con su venia y su bendición, estaremos seguido por aquí, “echando las redes en el Nombre de Jesús”.

¡Adelante!, serás bienvenida en nuestro Seminario cuantas veces tengas la intención de apoyarnos en este aspecto tan importante para nuestra Diócesis. Estoy agradecido con Dios y con S. Francisco de Asís por traerte y contigo por lo que haces. ¡Dios te bendiga a ti, a tu familia y a tu trabajo!

 

Reportó para Catoliscopio y Para ti, seminarista:

Liliana Córdova Terrazas-OFS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s