DOMINGO XIV TIEMPO ORDINARIO: “BENDITOS LOS POBRES”


Por. Pbro. Lic. Roberto Luján Uranga

El profeta Zacarías anuncia un rey que vendrá a su pueblo montado, no sobre un caballo, que simboliza la fuerza, sino sobre un burrito, que simboliza la humildad, porque Él será un Rey de paz y obviamente pensamos en Jesús que el Domingo de Ramos se presenta a su pueblo como rey humilde y es reconocido ante todo por los niños y los pobres. Los judíos esperaban un Mesías invencible, que restauraría el trono de Israel, y en cierta forma se decepcionaron de Cristo que aparece como un Mesías humilde, Siervo de Dios. Por eso Jesús humanamente podríamos decir que se siente frustrado después de su predicación infatigable, después de sus milagros, prodigios, muestras de compasión y misericordia, curación de todo tipo de enfermos, pues ve que su mensaje de amor no ha sido acogido por la mayoría del pueblo judío.

En un momento de alegría en el Espíritu Santo, Jesús bendice a su Padre porque ha revelado las cosas del Reino de Dios a los humildes y sencillos y las ha ocultad a los sabio y entendidos del mundo. Este cántico de júbilo de Jesús es como un espejo del Magnificat de su madre María quien proclama la grandeza del Señor que despoja a los potentados y pone en su trono a los humildes. Jesús y María, madre e hijo, están en la misa sintonía de Dios: ambos proclaman bienaventurados a los pobres porque de ellos es el Reino de Dios.

Un corazón arrogante, soberbio, obstinado, es un obstáculo para dejar entrar a Dios. Aquellos que se sienten muy inteligentes y le tratan de hallar la cuadratura al círculo, le tratan de dar una explicación meramente natural a lo sobrenatural y no se convencen ni aunque les resucite un muerto. Por el contrario, el sencillo de corazón tiene la puerta abierta para que el amor y la sabiduría divina entren en su corazón. Son más felices que los ricos pues se conforman con lo que tienen. Un rico no es feliz porque no tiene “llenadera”. Tiene más y quiere más, aunque no pueda disfrutarlo. El pobre tiene poco y cuando recibe algo lo disfruta al cien. Pienso en la gente del poder. Jesús se presenta humildemente. El demonio lo tentó con el poder. Le dijo: “te daré todos los reinos de la tierra si me adoras”. Y Jesús lo rechazó. Mucha gente con poder no se conforma con poco. Quiere más y más. Se enferma de poder. Se vuelve déspota. Deja de interesarle el pueblo a quien sirve y termina por servirse sólo a sí mismo. No tiene llenadera. Hasta que termina por caer, porque el poder no es absoluto ni eterno. Y hay que ejercerlo para servir a los otros.

Jesús también dice: “Vengan a mí los fatigados y agobiados”. Hay muchas cargas en el mundo, cargas de dolor y sufrimiento, de enfermedad, de guerra, de muerte, de la vulnerabilidad que nos viene de nuestra pobre humanidad. A todos ellos, a todos nosotros, Jesús nos invita a acercarnos a Él para dejarle nuestras cargas, No nos promete quitarnos la carga, sino hacerla más ligera, “Yo los aliviaré”, que es hacer más liviano lo que venimos cargando, No nos quita la enfermedad pero nos da paciencia, fortaleza, consuelo e incluso alegría para sobrellevarla. Recuerdo que José Fuentes Mares, gran escritor chihuahuense, se refería a su leucemia como una compañera, con la que ya estaba acostumbrado a convivir. Esta actitud de Jesús ya fue anunciada en el bellísimo salmo: “Da su apoyo el Señor al que tropieza y al agobiado alivia”. La Palabra nos anima en nuestras luchas y caídas, en nuestros sinsabores y desconsuelos, enseñándonos que Dios no nos deja nunca ni cuando pensamos que Él está lejos pues cuando somos débiles es cuando Él está más cerca de nosotros, pues es el Rey manso de corazón que lleva sobre sus hombros la carga de todos nuestros pecados y también el peso de nuestros dolores. Al hacerlos suyos con su Cruz nos da alivio y nos hace más llevadera nuestra azarosa vida en esta tierra.

Amén

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s