El perfume de la oración


“El perfume del conocimiento de Cristo es, de cierta manera, la emanación de la oración en el corazón de los santos. En el fango del pecado, algunos seres tienen el don de captar el buen olor de Cristo en el corazón de los orantes y guardan  en la memoria del corazón la impresión de este perfume que se despierta al contacto de un hombre que lo libera.

Cuando hemos respirado una vez este buen olor junto a un hombre de oración, sabemos inmediata y definitivamente que quienes la practican son felices.”

Jean Lafrance

Puedes ver mas en: http://alberto-op.tumblr.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s