Amemos a Dios, pues de Él somos amados


El párrafo que a continuación transcribimos está tomado del Diario espiritual de un venerable obispo y fundador de nuestro tiempo, don José María García Lahiguera, arzobispo que fue de Madrid.

A juzgar por la página que copiamos, sirviéndonos de los Boletines por los que se difunde su espíritu y obras, la espiritualidad de don José María era eminentemente trinitaria, y con cada una de las Divinas Personas se sentía muy unido en su vida.

En Adviento, Navidad y en cualquier otro tiempo litúrgico, el lector creyente y piadoso hará bien en leer y meditar una y otra vez las expresiones de fe y amor que brotan de un corazón humilde y sincero y de una mente rendida al misterio de Dios. Si su espiritualidad trinitaria nos sirve de espejo para que refleje la nuestra, acaso nos de vergüenza de nuestra frialdad y rostro. Así de sencillas y tiernas son las almas grandes, como la de don José María.

“Dios es amor.
Y como Dios es Uno y Trino, el Padre es Amor, el Hijo es Amor, el Espíritu Santo es Amor. Mis tres son Amor. Mi amor es Amor.

Y el amor ama
Ama el Padre. Ama el Hijo. Ama el Espíritu Santo. Mis Tres aman. Mi Dios me ama.

Dios amor me ama
Me ama el Padre. Me ama el Hijo. Me ama el Espíritu Santo.
Mis Tres me aman. Mi Amor me ama.

Dios me ama con amor eterno, infinito.
Dios me ama infinitamente desde toda la eternidad.
Eso lo digo del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Y lo mismo de mis Tres.
Mi Amor me ama infinitamente desde toda la eternidad.

Santidad es unión con Dios por el amor.
¡Qué alegría tuve cuando supe que la Santidad es unión con Dios por el amor!
Santidad-Unión con Dios-Amor. Hasta transformarme. Hasta identificarme.
Y como Dios al hacerse hombre mediante la encarnación del Verbo, se convirtió en mi modelo ejemplar, mi santidad consiste en ser como Él por Amor.

Mi ser es amor, mi vida es amar.

Poco a poco fui llegando a la conclusión de que mi ser es amor y mi vida es amar.
Así seré como Él, que es Amor y ama.
Pero he de amarle a Él, que me ama a mí.
Sí. El Amor es el ser de mi vida, y la vida de mi ser es amar.

Sea todo amor.

Ciencia del amor. Vida del Amor. Amor del amor.
Y como el amor requiere silencio, necesito soledad.
¡A solas con Él sólo…! ¡Con Él, que es amor, porque es Dios…!”

¡Señor!, que el Adviento sea amor; que la Navidad sea amor.

Candido Aniz

One thought on “Amemos a Dios, pues de Él somos amados

  1. En el amor de Dios nos movemos, somos y existimos, Bendito Amor Santo. Comunidad Siervos del Amor de DIOS LES DESEA FELIZ NAVIDAD Y BENDITO AÑO LLENO DEL AMOR DIVINO, Un servidor: Hno Pedro del Amor de Dios.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s