Consejería Gatoniana Cristiana. Pasar haciendo el bien.


En el libro de los Hechos de los Apóstoles se nos dice que el Señor Jesús “paso haciendo el bien”, lo que la Palabra de Dios nos dice, nos lo dice también para que cada uno de nosotros realmente imite en su vida misma cada una de las acciones de Aquel a quien llamamos maestro, pero ¿que es “pasar haciendo el bien”?

Pasar haciendo el bien no significa dejar de ver la realidad y convertirnos en una especie de hermana de la caridad de tiempo completo, el bien que se establece desde nuestra propia vocación especifica tiene mucho valor desde la perspectiva de la vida espiritual, no podemos sino hacer el bien si somos fieles a los valores evangélicos comunes que nos hermanan en la fe y que dan forma a la manera de vivir la vida que hemos elegido.

Hay quien quiere realizar el ideal del cristiano perfecto desde la espera de que Dios le hable para ser el nuevo mesías que el mundo esperaba, y mientras espera se convierte en la pesadilla de los demás, pues se convierte en nuevo agente de la Inquisición al censurar, coartar, juzgar y mantener a la raya las pasiones de su prójimo, ya que se considera a si mismo el fiero brazo de la le divina en el entendido de que es él quien debe impartir una cátedra perenne de como debe ser el cristiano perfecto. Le dice a los demás que son fariseos y faltos de caridad si esos “demás” le recuerdan que la vivencia del evangelio no es el puritanismo o la misericorditis aguditis que embarga a quienes pregonan al Dios del amor sin poner mucho énfasis que digamos en la propia existencia, que al ser una continua espera del mesianismo realizado en “SI, mismo” olvida una parte esencial de la Fe cristiana, la Coherencia en todo acto vital, coherencia que se traduce en justicia y ecuanimidad adjunto al amor. (De otra forma el amor se convierte en simple libertinaje que permite hasta la superstición mas absurda).

Hay quien pretende pasar haciendo el bien, haciendo de su vida una eterna letanía “apologetica”, en donde el Jesús literalmente no se les cae de la boca y en donde la reprensión o corrección “fraterna” parece ser una constate en sus vidas. Para ellos solo su visión esquemática de la Fe es perfecta, todos y cada uno de los pasos de la existencia cristiana están previamente contados, hay de aquel que oseeee!!! Estirar un poco los brazos, por que sera acusado de ser un satánico Yogui o un esbirro de los gurus de moda, no se le ocurra al cristiano hacer preguntas o cuestionarse sobre las estructuras de su religión, por que será nombrado por estos policías de la fe un apostata degenerado o lo que es peor, un enemigo numero uno del gran totem que dirige la Iglesia y que ha llegado al grado de suplir a Cristo mismo en una especie de culto a la personalidad alentada por estos apologetas calificados y probados en la mas correcta escuela del cuadrado perfecto.

Hay quien desea hacer el bien defendiendo una postura dura y ruda de la Fe, “la tradición” para este tipo de cristianos es lo que él dice que es, si una ardilla se adentro en los ayeres mas alabados de este modo de ver la tradición, esta será considerada una ardilla sagrada, dogmática e inamovible. En este tipo de pensamiento no hay lugar para el perdón o el avance de las épocas comunes a toda la humanidad, la fe se convierte en un lastre que hay que cargar de polvo y polillas para que entre mas pese, mas apachurre al prójimo hasta reducirlo a un mero espectador de lo que él considera la “verdad”. Para este tipo de cristiano los lideres de la Iglesia de hace siglos tuvieron una especie de poderes de pitonisa que les permitieron legislar la vida del siglo XXI y acomodarla en una especie de molde perpetuo en el cual la vida actual con toda su complejidad simplemente esta mal de antemano.

Podría seguir con los tipos y moldes de aquellos que piensan que esto es pasar haciendo el bien… pero prefiero decir un secreto, “pasar haciendo el bien” es muy simple, solo hay que seguir el consejo de María en las bodas de Canaan, “Hagan lo que ÉL les dice”, no le pongas tanta crema a tus tacos, es simple. Cristo no llego a sobrecargarte de equipaje, al contrario, Jesús paso haciendo el bien por el cumplimiento de la voluntad de Dios en su vida, realizando en ÉL lo anunciado por los Profetas, es decir, viviendo los mandamientos de una forma simple y sencilla, sin dobleces. Asumiendo en sí la magnifica situación de ser un ser humano.

¿Que es lo que ÉL nos dice? Muy simple, María solo nos invita a dar seguimiento a la Palabra hecha acción concreta, a realizar en nosotros mismos el oficio de ser Verbo y no solo una pose. En fin.

Tu hermano en Cristo. Alberto.OP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s